La violencia económica es un conjunto de acciones que una persona lleva a cabo para afectar la capacidad de alguien más para ganar, administrar y usar dinero.

Se estima que, en México, 2 de cada 10 mujeres (24.5%) han recibido reclamos por parte de su pareja por la forma en que utilizan o distribuyen los gastos dentro de su hogar, además, cuando este tipo de violencia escala, tiene por objeto limitar el acceso de la persona violentada al poder adquisitivo mediante la superación personal, o los medios para lograrlo, por esta razón suele prohibirse la oportunidad de estudiar o trabajar. 

¿Cómo identificar si soy víctima de violencia económica? 

La violencia económica es una situación de suma vulnerabilidad para quiénes la sufren, en ocasiones se presenta disfrazada de “acciones de amor” pues el agresor finge falsos cuidados hacia la víctima, invalidando su poder para decidir en el ámbito financiero como en la toma de decisiones para controlar gastos o dirigir el gasto familiar, en el peor de los casos pueden presentarse amenazas, agresión emocional o maltrato físico.

Signos para identificar casos de violencia económica:

  • Te amenaza con el dinero que te da para tus gastos.
  • No te deja estudiar o trabajar.
  • Vigila o controla tus cuentas bancarias sin autorización.
  • Te excluye en las decisiones sobre el manejo del dinero del hogar.
  • Administra tu dinero o se queda con él.

Escucha este episodio de «Dinero y Finanzas Personales» conducido por Diana Zaragoza y Adaí Ruiz en el que conocerás más sobre el tema de violencia económica: 

De acuerdo a Elia Orrantia, directora de la asociación civil “Sin Violencia” de Ciudad Juárez, por lo menos un 80% de los casos, surge en el entorno familiar y generalmente son los esposos o novios quiénes violentan a las mujeres para lograr su cometido de alejarlas de cualquier tema financiero. 

¿La brecha salarial entre hombres y mujeres puede ser un factor para que esto suceda?

Sin duda, la brecha salarial y la nula igualdad de condiciones/oportunidades laborales entre hombres y mujeres puede ser un factor determinante para que situaciones de violencia económica incrementen. 

Al respecto, es necesario crear espacios donde las mujeres puedan acceder a trabajos en los que obtengan una remuneración digna al igual que los hombres, sin embargo, adquirir un emprendimiento también empodera a este sector y les genera libertad y autonomía económica para no depender financieramente de un individuo. 

La situación que de por sí no era nada favorable en México, presentó un incremento exponencial durante la pandemia por COVID-19 pues miles de mujeres quedaron incomunicadas debido a las medidas sanitarias y el encierro. 

Recuerda que si te encuentras en una situación de violencia puedes pedir ayuda al Instituto Nacional de las Mujeres y al 911 si requieres asesoría, acompañamiento o apoyo ante cualquier tipo de violencia, como lo son: abuso sexual, acoso u hostigamiento sexual, violación, violencia de pareja y violencia familiar.

SIGUE LEYENDO:

Gastos hormiga que llevan a los millennials a quedarse sin dinero 

MGHR